Bilbao se suma a la veintena de ciudades que denuncian las expulsiones colectivas de migrantes

2018-09-06T13:12:11+00:006 septiembre 2018|Nota de prensa|0 Comments

No a las devoluciones expres

 

Un nutrido grupo de personas ha respondido en Bilbao al llamamiento que más de cincuenta colectivos ha realizado para denunciar las expulsiones colectivas en caliente de personas migrantes.

En Bilbao, Ongi Etorri Errefuxiatuak, junto a SOS Racismo y la Comunidad Africana han convocado a la concentración que tuvo lugar en la tarde de ayer miércoles frente al Gobierno Civil a las siete de la tarde. De forma simultánea la concentración se realiza entre los días 5 y 7 en veinte ciudades como Ceuta, Tánger, Algeciras, Almería, Sevilla, Málaga, Madrid, Barcelona, Valencia, Cádiz, Santander y Zaragoza, entre otras.

El manifiesto firmado por los colectivos ha denunciado la expulsión de 116 migrantes realizada por el gobierno socialista porque supone una vulneración del principio de no devolución, reconocido en el derecho internacional, europeo y nacional. El gobierno de Pedro Sánchez realizó la expulsión el pasado día 22 con el subterfugio de un acuerdo de 1992 entre los Reinos de España y Marruecos. Pero es un acuerdo que según afirma una portavoz, se ha llevado sin unas garantías mínimas, “como el derecho a solicitar asilo, traducción y asistencia letrada adecuada. En realidad, esta expulsión es una nueva modalidad de las devoluciones en caliente condenadas por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.”

De esta manera, prosigue la portavoz, “el gobierno socialista hace suya una de las exigencias de la extrema derecha europea de cerrar las fronteras a las personas migrantes irregulares. No es extraño que partidos de extrema derecha como Alternativa para Alemania le feliciten por marcar el camino que debe seguir Europa, y que partidos de extrema derecha estén ganando fuerza en sectores populares de Europa en la medida que sus estridentes exigencias están siendo asumidas por partidos conservadores y socialdemócratas en el poder.

Finalmente, el colectivo exigió una política de control de fronteras basada en el respeto a los Derechos Humanos, una profunda modificación de la ley de extranjería que garantice vías legales para la migración regular, la aprobación del reglamento de la ley de asilo que garantice el acceso al procedimiento de asilo en consulados, y que se ponga fin a los acuerdos de externalización de fronteras con terceros países que no garantizan los Derechos Humanos ni la protección de las personas en movimiento.

Leave A Comment